LA “VIA CAMPESINA”: MOVIMIENTO, SOCIAL Y SUSTENTABLE

     En el marco del VI Congreso Continental CLOC VIA CAMPESINA (Coordinadora Latinoamericana de las Organizaciones del Campo y el Movimiento Campesino Internacional, respectivamente) que tuvo lugar en la provincia de Buenos Aires -CE.RE.NA, Campos de Ezeiza- desde el 10 al 17 de abril de 2015 -inclusive- coincidiendo su finalización con el Día Internacional de las Luchas Campesinas; las y los campesinos de las Américas y el Caribe han compartido el lema “Contra el capitalismo por la soberanía de nuestros pueblos” (http://www.cloc-viacampesina.net/es/congresos/vi-congreso).

     El encuentro reunió a gran variedad de actores comprometidos activamente por la Soberanía Alimentaria quienes apuestan por Reformas Agrarias Integrales y Populares como la única vía posible para la continuidad de la Madre Tierra y la satisfacción de la necesidad alimentaria de los Pueblos permitiendo así su desarrollo. (Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, 2015). Las narrativas de las y los líderes campesinos de todo el continente se han manifestado de forma rotunda respecto a su posición como movimiento social y los criterios a tener en cuenta  sobre los modos de producción sustentable en los territorios y las dinámicas sociales subyacentes en los mismos: “En el 2012 nos constituimos como movimiento continental, anti-capitalista, anti-imperialista, anti-patriarcal y que lucha hacia el socialismo”(Deolinda Carrizo, 2013). Estas eran las palabras de la “Deo” (una de las elegidas para dirigir la Secretaría Operativa de la Coordinadora Latinoamericana de las Organizaciones del Campo -CLOC- y además actual integrante del Movimiento Campesino de Santiago del Estero -MOCASE-), la misma formó parte del acto de apertura del Congreso reivindicando nuevamente: El legítimo derecho al ejercicio libre de los pueblos sobre sus territorios originarios y ancestrales y a la legítima y debida manisfestación de la resistencia de las y los campesinos, indígenas y afrodescendientes de las Américas y el Caribe como expresión y práctica de sus culturas permaneciendo de este modo fieles a los criterios de sustentabilidad biopsiosociocultural incorporados a través de los procesos ontogenéticos incrustados en las sabidurías ancestrales y/o populares.

sinmurallas2

En términos de viabilidad ecológica, social y económica la “CLOC” (y VIA CAMPESINA) proponen un proyecto sostenido, sostenible y sustentable. En primer lugar, sostenido porque ya desde finales de los años noventa viene fortaleciéndose cada vez mas año tras año con una evolución positiva como institución coordinadora de las organizaciones del campo en cuanto a la cantidad de organizaciones participantes y también en torno a la calidad de sus propuestas y estrategias. En segundo lugar, es sostenible porque las condiciones económicas, sociales y políticas de las lógicas del sistema de producción capitalista no pueden obviar la existencia de una resistencia transnacional y transversal a los mecanismos de dominación constituyendo de este modo una relación dialéctica, implícita y necesaria en la coyuntura actual. Por último, es sustentable porque es un proyecto social, ecológico, económico y cosmológico que construye, produce y reproduce saberes culturales a partir de la experiencia compartida en la diversidad de las identidades que la componen y particularmente siendo las y los jóvenes los que “han tomado la posta y son nuestra referencia” (ibíd.), siendo de este modo el relevo generacional una estrategia decisiva encaminada a la construcción y resignificación de los saberes ancestrales por parte de las nuevas generaciones formulando así una propuesta apriorísticamente sustentable. Prueba de ello es el I Congresito de la CLOC VIA CAMPESINA que convocó a niñas y niños de distintos países del contienente celebrado en este mismo encuentro.

     El continuo “movimiento” de los actores sociales a través de los diversos escenarios fluctuantes -a nivel local, regional y transnacional- y sus múltiples interconexiones fruto de la llamada solidaridad de clase, es la característica de las dinámicas sociales  constitutivas -y constituyentes- de movimientos sociales como el citado; el mismo no conoce las fronteras de las que hablan los diferentes Estados-nación. En este sentido se podría decir que se trata de un movimiento “vivo” epistemológica y metodológicamente hablando, porque ya desde el año 1993 tiene lugar la aparición del mismo en el marco de los diversos procesos de globalización en el cual  “VIA CAMPESINA” a nivel internacional  (y posteriormente CLOC a nivel continental) comprende actualmente alrededor de 164 organizaciones locales y nacionales en 73 países de África, Asia, Europa y América: “En total representa alrededor de 200 millones de campesinos y campesinas. Este movimiento social es autónomo, pluralista y multicultural y sin ninguna afiliación política, económica o de otro tipo” (http://viacampesina.org/es).

     En síntesis, este breve extracto de la esencia de las propuestas de la Coordinadora Latinoamericana de las Organizaciones del Campo y el Movimiento Campesino Internacional puede servirnos de referencia para futuras reflexiones sobre la creación de nuevos proyectos participativos e inclusivos que pretendan formar parte parte del llamado paradigma de la sustentabilidad en términos biopsiosocioculturales; los reclamos de las y los campesinos, indígenas y/o afrodescendientes ya no constituyen una cuestión acotada en tiempo y lugar de un determinado “grupo” o “región geográfica” (en relación a la separación entre el mundo rural y el mundo urbano y/o países desarrollados y subdesarrollados); campesinas somos todas desde el momento en que estas gentes son las encargadas de alimentar a la mayoría de la población aquí y allí y sin la cual cada una de nosotras no podría subsistir. Es por ello necesario comprender la dimensión real de estas propuestas y la pluralidad cultural de los actores que las conforman como un aspecto dinámico de las mismas siendo un aspecto fundamental a tener en cuenta dentro de los conocimientos que nutren el mencionado paradigma y entendiendo estas propuestas de base como un “pulmón”, por decirlo de una manera gráfica, para el conocimiento académico y político internacional; porque sin multiculturalidad no hay sustentabilidad. El compromiso es con la Tierra entendida como continumm dialógico que nos comunica con la Totalidad inter-relacionada -y hoy globalizada- de la cual somos parte, por este motivo las y los campesinos, indígenas y afrodescendendientes de todo el continente propugnan:

¡Globalizando la esperanza, globalizando la lucha!

#luchascampesinas #viacampesina #movimientossociales #imperialismo

#peasantstruggle #socialmovements #imperialism

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.

Anuncios

Un comentario sobre “LA “VIA CAMPESINA”: MOVIMIENTO, SOCIAL Y SUSTENTABLE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s